Playa Negra – Mompiche – Esmeraldas – Ecuador

00:00

TRANQUILIDAD. Mompiche, ubicada en Esmeraldas, es una playa apta para un pleno descanso. (Foto: Archivo)

TRANQUILIDAD. Mompiche, ubicada en Esmeraldas, es una playa apta para un pleno descanso. (Foto: Archivo)

Este balneario, al sur de Esmeraldas, cuenta con belleza natural, gastronomía variada y mucha diversión.

A siete horas de Quito y a dos de Esmeraldas, hacia el sur, está Mompiche, un pueblo de pescadores que se asienta entre el Océano Pacífico y la reserva nacional Mache Chindul.

Se trata de una zona húmeda y boscosa, rica en manglares, de donde los comuneros extraen la concha y los moluscos, ingredientes principales de los encocados, cebiches, el arroz marinero, sopas y más. Estos platos son preparados por manos expertas y se comercializan en restaurantes, triciclos y sitios de hospedaje, algunos de estos de construcción mixta (cemento-bambú).

El mar de este sitio tiene las olas adecuadas para surfear, su extenso arenal es como una alfombra para caminar y disfrutar del aire costero. En las cercanías está el bosque húmedo tropical, en el que es posible entrar en contacto con su flora y fauna. Hay una gran variedad de plantas medicinales y frutales, monos aulladores y tucanes, que siempre están en la mira de protección de los pobladores.

Al sur de esta parte de la ‘provincia verde’, los turistas gozan de la tranquilidad y la belleza de las playas negras Ostional y El Mirador, a un kilómetro hacia el sur de Mompiche.

Atracción

Las playas negras son uno de los encantos naturales de Mompiche. Se caracterizan por tener arena que contiene hierro y titanio, elementos que le dan la particularidad de brillar con los rayos del sol. Esto ha hecho que sus habitantes se apoderen de su conservación y luchen contra la extracción de ese material, que es utilizado para la elaboración de cemento.

EL DATO
El costo del transporte de Esmeraldas a Mompiche es de 3,50 dólares.

Las arenas negras son el hábitat de cangrejos y caracoles, además, es el lugar al cual se dirigen varias especies de tortugas gigantes a dejar sus huevos.

Asimismo, muchos turistas se untan la arena en todo su cuerpo, no solo por diversión, sino también como terapia para relajarse muscularmente.

Las palmeras cautivan

La isla Portete es llamativa por sus palmeras que están al filo del mar y que se mueven al ritmo de la brisa. La única forma de llegar a este sitio es por el mar a bordo de canoas a motor y una que otra a remo. Su población es escasa, así como pocos son los manglares que se dibujan ante la mirada de los visitantes.

No hay sitios masivos de hospedaje; sin embargo, existen personas que ofrecen zonas seguras para acampar frente al mar o cabañas modestas para descansar.

La principal actividad de sus habitantes tiene que ver con la pesca. La gastronomía, al igual que el resto de las poblaciones esmeraldeñas, se basa en mariscos frescos, jugos naturales y el agua de coco que abunda en el lugar. (CM)

Fuente y nota : Diario la Hora – Ecuador

SUBIR